Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
19 marzo 2011 6 19 /03 /marzo /2011 11:58

IMG_5042.JPG

De pequeño, en mi pueblo, la fiesta era  la matanza. La fecha en que se sacaban los cerdos más gorditos de la piara  y se les mataba para aprovechar  de ellos hasta los huesos que luego se utilizaban para hacer botones, o eso decía mi padre, aunque creo que nunca vi un botón de hueso de cerdo. No sé cuántos años estaban engordando al cerdo, pero el caso es que cuando llegaba al matadero del pueblo que todos usaban, estaba hecho una bestia. Los gritos se oían en muchos metros a la redonda  y cada dueño se llevaba después todas las piezas y la sangre, lo recuerdo entre lo real y lo que imagino. Pero la sensación era la de reparto del botín. Íbamos los hermanos, y cada uno de nosotros sacaba una parte de ese tesoro que luego terminaría siendo chorizo, salchichón, morcilla, jamón, chuletas, y hasta botones que nunca vi.

Lo que está sucediendo en la política actual me recuerda aquella época. Los engordamos para matarlos, ya lo hicimos con Sadan Hussein, ahora con Gadafi  y uno  que se nos ha escapado es Bin Laden. Quizá esto tenga algo que ver con  eso de  no comer cerdo  de los musulmanes. Prefieren el cordero, las causas religiosas me parecen fácilmente confundibles con las médicas, pero esto es para otro momento.   En Melilla asistí una vez a la fiesta del cordero, en este caso aunque  también disponen de mataderos públicos, vi como lo degollaban en una casa particular. Igual que con los cristianos de mi pueblo, después se hacen dulces y se invita a la comunidad a participar en una fiesta de confraternización.

Es evidente que Irak ya no los hemos repartido y cada uno ha salido con su pedacito de pan debajo del brazo. En este caso Dick Cheney , el empresario vicepresidente se llevó una buena tajada, pero como somos buenos chicos, en la fiesta con los dulcecitos de después no nos enfadamos ni le dijimos nada. Ahora parece que ya Gadafi nos ha tocado a todos las narices. La señal de salida ha sido decir que le pagó la campaña a Sarkozy, y... no vaya a ser que cuente más cosas. O quizá haya sido que se comparó con Franco,  porque eso de defender a la población civil… en fin, que no la ha empezado a tortura ahora, que el señor llevaba ya unos cuantos años machacando a todo el que se movía, y poniendo bombas en los aviones y plantando la Jaima en el Pardo, que el espíritu de Franco no le vino de gratis. Lo de la población civil …  que le vamos a hacer, me cuesta creérmelo.

En nuestra granja seguimos engordando a Arabia Saudita, a Yemen,  a Bahrein. Para luego en la matanza poder hacer una buena fiesta con muchos dulces para que los señoritos sigan manejando el cortijo sin despelucarse mucho y dejando ese sabor de boca maravilloso que es el conseguir que los trabajadores se sientan protegidos y amparados, que aunque ellos se lleven la mejor pieza para el jamón y saquen las mejores morcillas, a  nosotros nos caerá algo.

Yo en cambio con  todo esto no me puedo identificar mucho, me siento un poco más cordero. A mi me degüellan en mi propia casa. Sí en mi pasillo. El cuchillo que utilizan se llama hipoteca y la fiesta es parecida, con pastelitos, y beneficios a granel. Los dueños de esa brutal arma se comerán mi carne y se beberán mi sangre mientras siguen brindando y celebrando que este año que les fue mal solo sacaron 3.000 millones de euros de beneficios.

¿Cuántos corderos habremos caído para tener tal beneficio? 

Repost 0
Published by fvicario
Comenta este artículo
17 marzo 2011 4 17 /03 /marzo /2011 18:47

 

 

Mexico-10-10-10-039.JPGMuchas gracias por vuestros comentarios: tras  el video y  la entrevista con Robinson,  he sentido  que el legado que le debo dejar a mi hijo no es solo la educación, que también, sino la capacidad de ser creativo. Enseñar creatividad es algo complicado en una sociedad que vende  la triste monotonía consumista y la imagen de derrota de aquellos que no pueden o no quieren dilapidar a la velocidad del viento. ¿Pero cómo se deja la creatividad en herencia? Sobre todo cuando uno no se siente especialmente creativo.

Con mi hijo  pequeño vivíamos en Venezuela, un país que nos trató de maravilla, nos quiso, nos ayudó, nos empujó juntos hacia la felicidad y sobre todo nos educó con  suavidad,  en nuevos y maravillosos espacios de convivencia. Nuestra querida Ana, la maestra de mi hijo entonces, fue desarrollando en él capacidades que por desgracia luego nadie le siguió estimulando. Parece que hasta los seis años hay patente de corso para dejar que el crío juegue, descubra, aprenda por si mismo, investigue, rompa y vuelva a componer, … se acerque al mundo con su propia personalidad, no con la que luego le vamos a ir inculcando. A partir de los siete  ya han de aprender eso que marca el pensum curricular. Deben ir dejando de ser ellos mismos poco a poco.

No soy experto en educación, no lo he sido nunca, pero cada vez  me asusta más  lo que va sucediendo en las escuelas. Los niños se aburren como ostras, los maestros no cobran sino que más bien reciben limosnas, las aulas  son feas y aburridas, y la consecuencia es el abandono escolar, que no significa sencillamente irse de la escuela, sino salirse de un espacio en el que lo interesante es aprender. Abandonar esa búsqueda del cultivarse   que ha de ser el tiempo del colegio.

¿Puede hacer algo la cultura por esta situación? La respuesta es obvia, ahora no. Nadie la invita, ningún ministerio de educación deja que se acerque, los informes PISA acucian y PISAN  la capacidad de introducir nuevos modos para acercarnos al conocimiento. Al tiempo los gestores culturales pareciera que miramos para otro lado y  salimos de este engorro culpando a los sistemas educativos y no presionando para que podamos hacer cosas juntos. Cultura y educación hace mucho tiempo que no charlan en serio, salvo muy honrosas excepciones. Experiencias sueltas en Argentina, en México, en Colombia o en Brasil, no son suficientes todavía para impulsar ese cambio en profundidad. Una transformación que se está demandando desde diversos lugares de la sociedad contemporánea.

Trabajar con la cultura debe ser más que trabajar con las bellas artes en las curriculas escolares. No se vaya a entender que me parece mal el trabajo con las disciplinas artísticas, todo lo contrario, creo que se debe potenciar este esfuerzo e irlo apoyando con mayor intensidad cada día. Pero la inclusión de la cultura responde a un cambio de mirada, de forma de acercar el conocimiento al alumno.  Posicionar una capacidad crítica, alimentar el espíritu del disenso, ser capaces de enseñar las diferencias como factor de crecimiento y no como factor de retardo para ello.

Enseñar de nuevo el placer de conocer, por el mero placer de conocer, no para obtener cada vez mayores rentabilidades de ese conocimiento. Fomentar los espacios de encuentro, no alrededor de un centro  comercial, sino entorno a espacios de investigación. No solo se investiga en los laboratorios o en los lugares  dedicados al  desarrollo científico, se investiga en la vida, con la gente que nos rodea, lo más importante de cuanto podemos aprender en esta vida   es a ser felices, con todo lo que nos ha tocado en cada tiempo. Incorporar al otro como un legitimo otro, no como un futuro competidor. O como un posible consumidor o productor de bienes y servicios.

Otro con el que subirse a un ring sea una fiesta.

Mexico-10-10-10-022.JPG

 

Por esto quiero proponeros que vayamos intentando lanzar ideas, por alocadas que parezcan para que la cultura comience a participar de la educación y entre ambas disciplinas faciliten un nuevo modo de acercarnos a la innovación y el conocimiento. 

Repost 0
Published by fvicario
Comenta este artículo
17 marzo 2011 4 17 /03 /marzo /2011 18:43
Repost 0
Published by fvicario
Comenta este artículo
16 marzo 2011 3 16 /03 /marzo /2011 14:30

Hoy me permito sugerir y dejar en el blog este video que me parece brillante. Poco más se puede añadir, pero por si quedaba algo por decir, Eduardo Punset le hizo una entrevista en su programa Redes elpasado domingo. Esta es la dirección para encontrarla

www.rtve.es/alacarta/videos/redes/redes-el-sistema-educativo-es-anacronico/1044110

 

Ojala a alguien le apetezca hablar sobre este tema en el blog, que para eso está. 

 

Hasta pronto

Repost 0
Published by fvicario
Comenta este artículo
15 marzo 2011 2 15 /03 /marzo /2011 09:20

file1124.jpg

Más allá del cine, del teatro, de la música, de la pintura, de los libros o los periódicos, de la artesanía o la escultura, en fin de las cosas que hacen los artistas, los creadores, los constructores de símbolos para contarnos. Más allá de todo eso también hay cultura. La hay en la manera de estar juntos. En la forma de ayudarnos a salir de las crisis, en los modos de construir ciudadanos, en los caminos que dejamos para que unos y otros puedan transitar sin tener que dar empujones o codazos.

Hay cultura en Japón, que dolor más inmenso perderlo todo y que capacidad la de aguantar una cola en un supermercado ante la ruina que circunda y no molestar al que va delante ni al que tienes detrás. Que lección de cultura la de los comerciantes que no suben los alimentos para hacer del sufrimiento un negocio tan horripilante como real. Que soberanía cultural el pedir ayuda al mundo cuando ves que tus reactores nucleares están dañados y necesitas que te apoyen en las decisiones a tomar.

También por desgracia hay cultura en el proceso político de España. Como buitres aprovechamos una crisis económica para sacar todos los trapos que ni siquiera están sucios, están roídos, gastados,  carcomidos por el furor del temporal que han causado los acuñadores de monedas, y con esos trapos ondeamos  a los cuatro vientos la falta de ideas y la falta de coherencia en el debate.

Hay cultura en la frase que está de fondo, “quítate tú pa ponerme yo”, que voy a hacer lo mismo pero con otro color. Lees los periódicos y los únicos que tienen opinión, que dan ideas, que sugieren alternativas, que proponen formas diferentes de estar y de ser ciudadano y constructor de democracia participativa son los que no militan en ningún espacio político. Ves la televisión y no hay nadie que te sorprenda con un discurso aunque solo sea amable. Oyes la radio y los tertulianos siguen sobre el cadáver del pobre parado haciendo más sangre de su desgracia.

Hay cultura en una Europa que no se atreve a defender a los Libios frente a los mercenarios. Que no se atreve a ser Europa, porque ya no sabe que es lo que significa. Le tumbaron la sociedad del bienestar y los que lo tumbaron encima se permiten darle clasificaciones sobre su capacidad de riesgo financiero.

Hay cultura en el modo en que construimos educación, aunque de eso nos vamos a ocupar en exclusiva en otro artículo. Una educación en la que enseñar a ser ciudadano causa polémica, en la que dar valor a las artes, causa malestar, en la que enseñar a ser del mundo enoja a los del pueblo patrio.  Una educación que deja el camino salpicado de “cadáveres” porque eres un muerto si no eres capaz de ser lo que te piden que seas y que ya no sirve de nada.

Hay cultura en todas partes, y parece que seguimos empeñados en buscarla en los museos o en las salas de espectáculos. Hoy para enseñar cultura lo mejor no es recurrir a la historia del arte, fiel reflejo de la forma de llegar hasta aquí. Lo mejor es pensar qué queremos cambiar y comenzar a reflexionar sobre las formas de hacerlo, veremos como la cultura, la que va más allá de la cultura de las páginas de los periódicos, que no es otra cosa que una crónica de espectáculos, tiene mucho que decir. 

Repost 0
Published by fvicario
Comenta este artículo
12 marzo 2011 6 12 /03 /marzo /2011 10:05

IMG 5502

 

 

Tanto y tanto se ha dicho sobre el tema que poco nuevo se puede añadir. Todos los ciudadanos estamos hartos de lo que sucede entre  nuestras clases políticas. Conocemos con una lucidez que a veces sorprende, todos los defectos que asolan a nuestros gobernantes. Criticamos su falta de ética en primer lugar, su incompetencia en segundo y sus bandazos permanentes en tercer lugar. Pero parece que  no preocupa lo que pueda suceder fuera de la política. La que se hace lejos de  los congresos, de los senados,  de los palacios de gobierno, de los ministerios. Ignoramos que fuera es donde se cuece la política real,  a veces porque nos resulta más fácil y lo comprendemos menos, otras veces porque de verdad no somos conscientes  que gran parte de las decisiones que afectan nuestra vida se toman ya por fuera de la política.

En lo que más nos concierne a los que podemos acercarnos a esta página, la política del ministerio de cultura, ¿afecta de verdad a la cultura que vivimos cada día? Indudablemente en  un porcentaje considerable seguro que sí, ¿pero cómo? Según parece más por omisión que por acción. Es más importante lo que no se hace que lo que se hace. Son más importantes los miedos y las  cobardías, que los intentos de modificar desde dentro la situación real del sector. Hemos dejado que sea lo que “debe ser” y no lo que queremos que sea. Nos hemos apuntado a un status quo y ni siquiera somos capaces de proponer alternativas a muchas de las principales trabas que vemos en el sector para que se pueda desarrollar con más fuerza.

Valen todas las discusiones que están sobre la mesa, son necesarias, pero a veces da un poco de coraje ver que  a los temas de calado no les metemos el diente nunca. El famoso y controvertido espacio de la comunicación cultural. De la relación de cooperación entre las regiones. De la circulación de bienes simbólicos, de la difusión de lo de todos y para todos. Temas que no interesa sacar en los periódicos por si alguna sensibilidad se puede ofender. Luego tienen que apoyarnos en el espacio de la política real. En el congreso, en el senado, en los palacios de gobierno y en los despachos de los directores de los bancos, que son los palacios de gobierno de la actualidad. Por no perder un voto para aprobar un tema coyuntural, somos capaces de perder una forma de estar juntos que sea al tiempo estructural y con mirada de futuro.

Eso debiera ser lo que construye una relación entre la política y la cultura, una manera de entender el futuro que sea estructural y no coyuntural. De aceptar las diferencias como forma de vida, no como molestia. Cada día nos molestan más las diferencias y cada vez los ministerios de cultura hablan menos de ellas. Cada día nos molestan más las alternativas y los ministerios de cultura debieran estar ahí para eso para ayudar a buscar alternativas.

Somos los “poseedores” de la creatividad, no caigamos en la dictadura de la comodidad. Podemos estar o no de acuerdo con determinados planteamientos, como por ejemplo el que se debate sobre los derechos de autor,  al menos quienes lo defienden lo han puesto encima de la mesa y pelean con valentía por sus planteamientos.

Pero los que creemos que la política cultural va mucho más allá y debe estar en una primera línea de trabajo por la sociedad, por la innovación, por la creatividad, por la fuerza de lo simbólico, por la comunicación, por la diversidad, … NO hacemos nada.

Este no hacer nada es el verdadero deterioro de la política. 

Repost 0
Published by fvicario
Comenta este artículo
11 marzo 2011 5 11 /03 /marzo /2011 13:32

 

IMG_5700.JPGMi primer artículo bloguero.

 

No sé lo que significa tener un espacio en el que uno pueda decir esas cosas que siempre piensa y que nunca dice, pero hoy en homenaje a las víctimas del 11 de marzo, y por extensión a todas las personas que han dejado su vida por culpa de los fanatismos y las absurdas reivindicaciones de quienes se creen en posesión de la verdad, me lanzo a esta aventura.

Para comenzar defino lo que quiero hacer en esta página:

1º Hablar de la cooperación como un proceso de construcción compartida.

2º Hablar de la cultura como una herramienta eficaz de  participación ciudadana.

3º Hablar de todo lo que  hasta ahora se daba por sentado y ponerlo en duda.

4º Escuchar a la gente que quiera decir cosas.

5º Escuchar a quienes no piensan como uno,  y quieren confrontar opiniones

6º Escuchar a la gente de América, a toda la gente de América, les debo  gran parte de lo que soy .

7º No perder nuca de vista el sentido del humor

8º Procurar no enfadarnos, aunque hablemos de política y si lo hacemos que dure poco.

9º Ser propositivos y si destrozamos algo dar alternativas.

10º Sobre todo disfrutar.

  

 

 

 

 

Repost 0
Published by fvicario
Comenta este artículo
11 marzo 2011 5 11 /03 /marzo /2011 13:24

Éste es el primer artículo de tu blog. Ha sido creado automáticamente para ayudarte a empezar con OverBlog. Puedes modificarlo o borrarlo vía la sección "publicar" del espacio de administración de tu blog.

Buen blogging

El equipo de OverBlog

PS: para conectarte a tu administración, ve al portal de los blogs OverBlog

Repost 0
Published by OverBlog
Comenta este artículo