Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
30 marzo 2014 7 30 /03 /marzo /2014 16:46

Ante dos palabras que dan tanto juego lo primero es aclarar qué entiendo por cada una de ellas. Entiendo   como  “Lo Público” aquello  que ejerce el poder emanado de las urnas y amparado por la capacidad de ejercerlo por la fuerza de forma legal, es el único poder que pude en un país usar la violencia de forma legítima. “Lo Privado” es aquello que se construye normalmente en torno al dinero, un modo de ejercer  el poder basado en la economía y que se consigue  a fuerza de ir acumulando capital y conseguir que ese capital siga generando más capital. Lo público debe gobernar para todos, y lo privado construye para él y si le da la gana reparte un poco. Si le da mucho la gana se llama responsabilidad social empresarial y a veces se llama también mecenazgo. Pero de estos nombres nos ocuparemos luego.

privadopublico.jpg

Están las religiones y sus diversas formas de institucionalidad,  no se sabe si son  públicas o privadas, por lo general se suelen llevar bien con ambos niveles, lo que es muy beneficioso para sus “otras formas” de ejercer el poder pero de ellas hablaremos en otro momento.

Lo público a veces se vuelve loco, ejerce el poder de formas incomprensibles y usa la violencia de forma indiscriminada y atroz. Lo privado a veces se vuelve exageradamente ambicioso y acumula y acumula hasta niveles increíbles.

Oxfam: 85 personas acumulan tanta riqueza como la mitad de la población mundial

Lo público (que cada vez va perdiendo más poder) parece que sólo tiene dos salidas para frenar a lo privado, o se enfada mucho y lo insulta y le dice que es un acumulador y explotador  de mierda y trata de sacarlo a patadas de todos los lugares, o se pliega a él y se vende y juega sus cartas y hace lo que lo privado le dice y lo que le ordena de mil formas diferentes.

Me preguntó  si 3000 años de política han dado sólo para esto. Me da en la nariz que deben existir otras muchas alternativas, pero ¿por qué no las vemos, o no las conocemos?, esa famosa tercera vía se quedó justo en la parte muerta de la estación, la tercera vía… muerta.

En estos momentos hay dos ejemplos de rabiosa actualidad que definen cada una de las situaciones presentadas, uno donde el poder público no deja de culpar al privado de todos los males que aquejan a la sociedad y hace un uso excesivo de la fuerza para reprimir todo modelo de oposición, con el horrible saldo hasta la fecha de casi 40 muertos y otro donde el poder privado le ha dicho al público lo que tiene que hacer y la violencia viene de la mano de los desahucios, las tropelías bancarias, los atropellos a lo público como la sanidad, o la educación y el abandono de una política de propuestas para toda la comunidad. Ponga cada uno el país que le suene en cada caso.

IMG 5028

Es obvio que la democracia se ha cansado de representar a todos y sólo permite que lleguen a las elecciones los que tiene algún tipo de poder, o el público o el privado. ¿O será el ciudadano el que se ha cansado de la democracia y no quiere llegar al poder público y prefiere ir directo al privado?

El poder público tiene una capacidad transformadora que todavía no ha alcanzado el privado, aunque persigue ese objetivo  a pasos agigantados.

Los que trabajamos en el sector de la cultura dependemos en exceso de los dos poderes. Dependemos de las leyes que nos dan desde lo público, las subvenciones, ayudas, políticas fiscales, etc y dependemos del poder privado que  nos dan por aquello de que son generosos y de vez en cuando hacen de mecenas,  de responsables socialmente. Pero no hay ninguna legislación ni medida que les diga que su obligación también es construir belleza para todos.

Siempre cuestionamos el poder, venga de donde venga y sea del cariz que sea, pero dependemos en exceso del poder y me pregunto si 3000 años de hacer cultura no han servido para generar otras modalidades. Será que ahora que se consume mucha más cultura y por muchos más medios se nos ocurre alguna forma de vivir de nosotros y generar nuestros recursos,  a parte de los poderes tradicionales,  o si lo hacemos repetiremos los errores de "esos"  otros poderes.

niño mesa

Un cambio de época como el que estamos atravesando debe repensar los modos del poder, las formas de dependencia del poder, las maneras de acceder al poder y los usos que se le dan al poder. Como se ha dicho en infinidad de ocasiones los cambios comienzan en uno mismo y las formas de cambiar en cultura, seguro que afectan a las formas de cambiar de la sociedad, al final ambas están unidas umbilicalmente. El protagonismo de la sociedad civil en el desarrollo de la cultura es cada vez mayor. Tal vez repetir esto en la política puede resultar beneficioso para todos. Para ello habría que saber contar lo que pasa en este sector y proponer alternativas primero para el sector y que fueran trasmisibles en los procesos de construcción global. Todavía recuerdo la importancia que tuvieron los movimientos vecinales en la democracia española del siglo XX. La importancia de la cultura en aquellos movimientos vecinales. La importancia de la cultura en la conquista de la democracia, del dialogo y de la participación de ambos poderes en la búsqueda de un bien común. Bueno en aquella época de los tres, porque hasta participo la Iglesia. Pero de eso hablaremos en otro momento.  

 

 

 

 

 

http://dinero.univision.com/economia-y-negocios/grandes-empresas/article/2014-01-20/oxfam-85-personas-acumulan-tanta-riqueza-como-la-mitad-de-la-poblacion-mundial

Compartir este post

Repost 0
Published by fvicario
Comenta este artículo

Comentarios