Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
20 abril 2012 5 20 /04 /abril /2012 08:20


En los principios de los años 80, con la transición española en plena ebullición, la cultura jugó un papel fundamental para ayudar a quitar la pacatería y mediocridad de la sociedad española. Aquella movida madrileña de la que salieron gente como Almodovar o Trueba, Alaska o Radio Futura, Cessepe o Ouka Lele, García Alix o el Hortelano… fue una suerte de oxigeno frente al empuje de  conservadores y reaccionarios.

En los 90 en Medellín la cultura fue el resorte fundamental para conseguir el milagro que es en estos momentos esa ciudad;  y me parece bien que siempre nos recuerden que la cultura no fue más que un eslabón de la cadena, no la cadena. La cultura por si sola…tiene valor, claro que lo tiene, pero  mejor si actúa en dialogo permanente con otros sectores.

Sostakovich contaba lo que significó su séptima sinfonía conocida como Leningrado para conseguir que la gente se encontrara con un símbolo que les permitiera exteriorizar la rabia, sacar el silencio que los tenía acogotados bajo el peso de todas las desgracias que habían vivido.

En Brasil la música fue el resorte que consiguió lanzar el orgullo de ser brasileño por todo el mundo; el bastión de la resistencia contra los militares, el regazo de paz en que se unía la gente masacrada por la barbarie de las botas asesinas. También jugo un papel importante la literatura y no menos determinante fue el cine, pero la música en Brasil tiene una magia especial.

En Argentina el teatro jugó un papel decisivo ante las ignominias del corralito. La poesía salvó a los uruguayos y la revolución portuguesa fue conocida como la de los claveles por su afán de rescatar la intelectualidad y el pensamiento frente a la barbarie de los que habían tenido al país luso enterrado en la oscuridad más total durante varias décadas.

Europa reconstruyó su identidad tras la feroz segunda guerra gracias a ese rescate de la memoria que supuso recuperar el patrimonio, recuperar el pensamiento y la razón frente a la capacidad de odio del ser humano.

En este momento en que las relaciones iberoamericanas  pasan un mal  trance por razones que todos conocemos y que a mi entender pertenecen al mundo de la empresa y deben ser analizadas desde esa óptica, los ciudadanos de América Latina y de España parece que no tenemos voz, que no tenemos capacidad de ser más que lo que nuestros gobiernos quieren que seamos, consumidores de petróleo, de gas, y de recursos energéticos, que le quitamos el protagonismo a las relaciones humanas para ceder ante la presión de los famosos mercados y permitir que sean ellos quienes decidan si nos vamos a enfadar o vamos a seguir siendo amigos. La decisión del gobierno español de no acudir a la cumbre del poder judicial en Buenos Aires parece ir en ese sentido.

El Consejo General del Poder Judicial ha suspendido su viaje a Buenos Aires para asistir a la Cumbre Iberoamericana de Justicia debido a la crisis de Repsol - YPF. La portavoz, Gabriela Bravo, ha sido la encargada de hacer el anuncio. El motivo aducido es que el reciente contexto impide la participación de la delegación española con normalidad en esta cita.

 

IMG 5620

Es ahora cuando la cultura puede y debe demostrar que los ciudadanos estamos por encima de las decisiones  partidistas, interesadas,  pensadas en función de intereses económicos muy focalizados. Decisiones que no deben contarse ni escribirse desde las relaciones reales. Desde esas relaciones que han marcado la vida de millones de argentinos y de españoles, de latinoamericanos y de españoles. Es ahora cuando hablar de cooperación, de sociedad civil, de gente de la calle, del poder de las personas adquiere sentido verdadero.

Si me permiten me voy a poner un poquito grosero, me importa un culo Repsol, YPF y los gases de ambos, a mi sólo me suben la gasolina cada vez que lleno el deposito de mi moto, y en ese momento no sé si viene de Albania, de China o de la Patagonia. Al final eso de recuperar el poder es una falacia, el poder lo van a seguir teniendo los bancos, hemos vendido nuestros países a los bancos, a los fondos de inversión y a los grandes capitales. Lo único que me queda es la gente. La que acogió a los españoles que no tenían ni para comer en los años 60;  a los argentinos que estaban siendo esquilmados por los milicos en los 80. La gente que me regala el maravilloso placer de ver ese cine que me fascina, de leer a Borges a Cortázar o Florencia Abbate. De escuchar a Calamaro o pasear por Buenos Aires embobado con sus maravillosas calles y sobre todo maravillosa gente.

IMG 5594

Somos el resultado de un golpe de Estado de las empresas y los bancos, frente al poder de los votos y la democracia. Esta vez los enemigos no son los militares, apoyados por las fuerzas más reaccionarias, sacudiendo los cuerpos con torturas y vejaciones. Esta vez el poder del dinero es el que nos sacude y nos sumerge en un nuevo modelo de miedo. De nuevo el miedo.

¿Y qué puede hacer la cultura esta vez? Puede ayudarnos a recuperar la creatividad. La capacidad de estar juntos. Como dice Jesús Martín Barbero, la mejor forma de estar juntos que hemos  encontrado es la cultura. La capacidad de cooperar, de colaborar, de construir, de coparticipar, de comenzar de nuevo un mundo diferente.

Cissi Montilla desde México nos recordaba el domingo 15 de abril  en Facebook lo maravilloso que es cooperar, que del trabajo conjunto han salido muchas y muy buenas cosas. Que debemos seguir en esa senda para avanzar. Sólo se necesita voluntad, no tanto dinero, y sí muchas ganas de hacerlo, lo recordaba con memoria y con futuro. Es decir lo recordaba y lo proyectaba. Ha sido mágico ver la cantidad de voces que se le han sumado.

Es el momento de que la clave para recuperar las relaciones internacionales esté en la gente, en las relaciones humanas. En la capacidad de colaboración nuestra. A ver si los políticos terminan por entender que están cada vez más lejos delos ciudadanos. Ojalá entender eso les haga  cambiar, o marcharse.

batiburrillo

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by fvicario
Comenta este artículo

Comentarios

Isaac Puch Rojo 04/29/2012 21:06

"Ojalá entender eso les haga cambiar, o marcharse."
No, solos seguro que no se van a ir. O los echamos o no va a cambiar nada.

Un abrazo,
Isaac

Graciela Pantin 04/28/2012 16:39

Fernando, más claro no se pueden escribir sobre nuestra situación. Desde Venezuela ta va un abrazo y un clamor.