Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
27 junio 2011 1 27 /06 /junio /2011 16:04

 

manizales.3-009.JPGmanizales.3-012.JPG

Desde hace tiempo se viene debatiendo sobre los modelos de  formación en Gestión Cultural. ¿Qué es mejor, un pregrado, un posgrado o una especialización sobre algunos de los múltiples temas que contempla esta actividad? Las respuestas  han sido muchas, el resultado de estas ha sido también muy variado. Hasta dónde yo conozco, solo una universidad que se  atrevió a abrir pregrado hace diez años,  la Nacional de Colombia en su sede de Manizales, ha sido capaz de prolongar esta  experiencia en el tiempo.

Debe ser por este carácter emprendedor que tienen los habitantes de la capital del departamento de Caldas. Con un teleférico comenzado a construir en 1911, agilizando el transporte del café casí en 9 días.   No fueron  sino esas rivalidades extrañas que surgen entre los políticos, lo que logró  que se suspendiera tan exitoso modo de transporte, mediada la década de los sesenta.  Se les quemó la ciudad tres veces y tres veces la volvieron a reconstruir. La fueron ampliando y de doce familias que la fundaron a mediados del siglo XIX, han llegado sin saber muy bien cómo,  a casi  medio millón de habitantes en la actualidad. La primera ciudad en fundarse tras la independencia de los españoles. La primera ciudad puramente republicana  de Colombia.  Cada vez con una menor dependencia del café y una mayor autonomía industrial. Con quejas,  como en todo el mundo, por los pocos puestos de trabajo que se generan.

manizales.3-046.JPGmanizales.3-073-copia-1.JPG

Diez años acaba  de cumplir la iniciativa de formación en Gestión Cultural y tengo la fortuna de  constatar de primera mano lo que ha sucedido con esta apuesta. Por no parecer un fanático deslumbrado, que es lo que me sucede a veces cuando algo me gusta mucho, voy a tratar de escribir  los avances más objetivos que he podido comprobar.

El mundo académico, tan difícil y celoso de las tradiciones como en cualquier lugar del mundo, ha aceptado totalmente la presencia de un nuevo pregrado en igualdad de condiciones a los otros que venían impartiéndose.

Los estudios han crecido y han ido incorporando materias conforme se iba viendo la necesidad de ampliar  la formación de los egresados. Lo que resulta más interesante es que el debate sigue en pie y la transformación del curso sigue viva, dándole al mismo la necesaria flexibilidad dentro del imprescindible rigor académico.

El desempeño profesional de los estudiantes ha ido adquiriendo accesos que antes se les negaban por razones diversas. La sociedad y el mundo laboral van sabiendo lo que es  y para qué sirve un gestor cultural. Es una profesión que busca una definición que sin duda todavía no ha terminado de construirse, pero gracias al esfuerzo de la Universidad Nacional, en Manizales, el pensamiento sobre la gestión cultural en América Latina avanza con paso firme.

Manizales.-4-066.JPGManizales.-4-039.JPGManizales.-4-069.JPGManizales.-4-071.JPGManizales. 4 101Manizales.-4-085.JPG

Sin duda el diplomado al que he asistido, es un reflejo de lo que este pregrado ha ido sembrando en la ciudad, aunque muchas veces y por la cercanía estas consecuencias pasen inadvertidas a los que las tienen en su propio entorno. 

El curso para el que me han invitado mezcla con sabiduría a profesionales con años en el ejercicio de la profesión y estudiantes recién egresados. Se ve en todos ellos que esta ciudad sabe de lo que habla cuando la cultura se pone encima de la mesa. Todos, tanto profesionales como estudiantes, han entendido la necesidad de hacer  de la Gestión  un espacio pluridisciplinar,  una generosidad que  creo falta en lugares  en los que solo se  especializa a los futuros trabajadores del sector. Saben que les queda mucho camino por recorrer, pero lo quieren hacer juntos, los que ya estaban en el ejercicio de la profesión y los que van accediendo a ella.

La Facultad de Administración ha sido quien ha puesto en marcha esta experiencia, su Decana, convencida de que merece la pena apostar para que las disciplinas que parecían tan dispares se encuentren y las generaciones que parecían separadas por un insalvable espacio de edad se descubran, trata de  construir un espacio mejor para el desarrollo cultural. Y lo que es mejor para el desarrollo a través de la cultura. Prueba de su su convencimiento es su trabajo sobre  ciudades del conocimiento.

 Siempre he defendido que la Gestión Cultural se convierta en una disciplina que busque generar nuevos pensamientos, construir paradigmas y ser capaz de elaborar una base teórica lo suficientemente sólida como para ayudar a estructurar una profesión real y eficaz en las transformaciones sociales. Ahora que todo parece estar dominado por la necesaria inmediatez de la presencia laboral, defender la existencia de pensamiento parece abocado al abucheo, sobre todo por parte del estudiantado. Pero creo que es imposible generar buenos profesionales en nada si no les enseñamos a pensar sobre aquello que están  haciendo. Y gestionar cultura no es gestionar cualquier otra materia.

Enhorabuena Manizales y gracias por  creer en la perseverancia y en la continuidad, como un rasgo de la academia, como una seña de identidad del pensamiento del ser humano. No dejándose vencer por esa necesidad de resultados que nos exigen las máquinas de la  inmediatez, cuya manera de actuar parece querer dominar el desarrollo  del siglo XXI. 

manizales.3-011.JPG

Compartir este post

Repost 0
Published by fvicario
Comenta este artículo

Comentarios

David Roselló Cerezuela 06/27/2011 17:48


No sé si está la cosa ligada, pero Fabio Rincón (lo veo en una foto de tu blog) de la Universidad de Manizales hizo un Postgrado de Gestión cultural en Barcelona y fue/es alumno de Alfons. ¿Es él
el precursor del pregrado de GC?