Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
25 enero 2013 5 25 /01 /enero /2013 21:49

Siempre me pregunté cuál era la causa por la que si normalmente quien abandona el hogar, deja a los niños indefensos, se bebe el agua de los floreros en cuanto cobra, es el hombre, la lengua popular se refería a la gente mala como hijo de puta. A esos personajes turbios y sibilinos cuando hacían algo retorcido se les mentaba con esa expresión tan de acá, tan de américa del sur que es “la puta que lo parió .

 

Uh-que-buen-piercing-La-puta-que-te-pario.jpgMe preguntaba esto mientras una ministra en España trataba de unificar el lenguaje de género con la palabra "miembras" y se afanaba a cada rato en hablar de niñas y niños, de ellas y ellos. Pero en la sabiduría popular la denostada, la que siempre era insultada era precisamente la que se quedaba, la única que había evitado el abandono total de los niños, que fueran peores personas gracias al amor que les daba, el sustento y alivio en las horas de enfermedad y soledad; La mujer.

Quien da la cara, quien de verdad se juega el pellejo por la gente y por la sociedad, por ese concepto de sociedad que significa un bien común, es la mujer, en una grandísima medida, pero las únicas correcciones de lenguaje que hemos abordado para incorporar una visón de genero mas equitativa y que responda a la realidad son esas “a” al final de cada palabra que llevaba una “o”, todo lo demás lo hemos dejado igual.

Hay otra serie de palabras a las que nunca se nos ha ocurrido darles el giro contrario, y las hemos dejado tal cual, la pobreza, la miseria, la tristeza, la pena, palabras que como la alegría, la sonrisa, la belleza, estarían ridículas con una “o” al final; las palabras que expresan los sentimientos, esos sentimientos que nos convierten en seres humanos son en su gran mayoría femeninas.

La realidad se compone de palabras femeninas y de palabras masculinas, así como de palabras neutras, y me parece bien hablar de niñas y de niños. Me parece bien hablar de ellas y de ellos, pero me parece que si la reforma de una lengua es tan superficial y el proceso real que atraviesa su transformación  sigue quedando tan lejos de ser inclusivo, no estamos avanzando, no estamos modificando  de verdad lo que es un sentimiento colectivo. Un sentimiento que se originó en esa maldita metáfora que es el génesis, cuando una mujer se atrevió a acercarse al árbol del conocimiento y desde esa indisciplina, llegaron todas las desgracias a la humanidad.

la-puta-que-te-pario.jpg

 

Cuando se pone feo se pone negro, cuando no funciona está cojo, si se echa para atrás en una decisión es un maricón; pero decimos seguir  peleando por políticas menos xenófobas, menos racistas, más capaces de incorporar las minusvalías físicas y síquicas. Por ser menos homófobos. Nuestros medios de comunicación masivos, hacen poco por dar una sensación real de equidad y de presencia de aquellos que han sido expulsados de la sociedad. Es muy raro ver afros en la presentación de programas con gran audiencia. Muy raro ver minusvalías aceptadas con sinceridad y no con lastima. En cambio es muy fácil que el malo de la peli de polis en la tele sea negro, y el jefe de los mafiosos sea una persona con algún defecto físico o psíquico. Pero de lo psíquico hablaremos en otro momento.

Raro esto del lenguaje y los cambios superficiales que le hacemos. Raro, raro.

Compartir este post

Repost 0
Published by fvicario
Comenta este artículo

Comentarios