Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
11 mayo 2011 3 11 /05 /mayo /2011 11:44

Elecciones locales y municipales.file585

 

Hace poco el escritor Benjamin Prado en la columna que mantiene en la sección de Madrid del diario El País, de España, nos recordaba que la gestión de Tierno Galván, el único alcalde de España despedido con una manifestación multitudinaria, se caracterizó sobre todo por el uso de la cultura.

Ni en  los  debates de los tres candidatos a la presidencia de la comunidad de Madrid, ni en el de los tres candidatos a la alcaldía de Madrid ciudad;   mencionaron  la cultura ni siquiera de pasada. A no ser que fuera en esos momentos en que aburrido a más no poder por la falta de ideas, de propuestas realmente nuevas, de ganas de transformar, me levanté a por varios vasos de diferentes bebidas que me ayudaran a pasar el mal trago.

¿Por qué creen ustedes que vienen los turistas a Madrid,  será para ver a Esperanza o Gallardón, para ir a 70 por hora en los túneles de la M-30 y así poder disfrutarlos mejor, o para ver los patos del manzanares? Por cierto no sé si todavía hay patos en el manzanares, los de Tierno creo que ya se han muerto y los de Gallardón no sé si tienen permiso de reproducción.  

Parece que esto a la gente de la calle no nos importa. Nos  importa tener trabajo, tener dinero, tener coche, no pagar mucho de basura, no pagar mucho de nada, tener colegios, hospitales, guarderías, y que todo se dé en un estado del bienestar que signifique no me molestes y no me des la murga, dedícate a lo que hay que hacer y no me fastidies la tarde. Ya sabemos que robáis, pero bueno qué le vamos a hacer, así es la cosa.

Vasile dice que no hay televisión basura, solo hay televisión que la gente ve y televisión que la gente no ve (El País 8 de mayo de 2011, última página). Parece que esa máxima se puede aplicar a la política. Su jefe de filas (Berlusconi)  así lo certifica, solo hay la política que la gente quiere y la que no quiere.  Italia es el triunfo de este modelo de hacer política.

Un modelo contagioso.file599

El pasado 9 de mayo,  día de Europa,  nos levantamos con la negativa de los sajones a poner un duro más para nadie y menos para Grecia, los finlandeses ya dijeron que ni céntimo para pagar deudas de nadie. Los alemanes que se lo iban a pensar y los demás que ya no tienen un centavo para nada. Las agencias de calificación dicen que ellos no se fían y los intereses de mil millones de Euros, para Grecia  son más de seiscientos millones… Allá donde comenzó esta civilización que nos mantiene parece que va a ser donde muera esta civilización que se derrumba. La culpa será de los intereses. Pero no los del bien común, los de los bancos y las agencias de calificación. (Las vergonzosas agencias)

Lo que se derrumba es mucho más que un proyecto fracasado como es el de la Unión Europea. Lo que se derrumba es una forma de entender el mundo, de concebir las relaciones entre la gente y su entorno. Lo que se derrumba es una cultura. Que no sería muy preocupante si se viera que nace otra, las culturas como los seres vivos nacen, crecen, se reproducen y mueren, pero parece que esta va morir sin descendencia. Es otro eje el que va a articular las relaciones humanas. El eje de las vergonzosas agencias, este sí es el eje del mal, del mal vivir, del mal relacionarnos, del mal mirar, del mal hablar los unos de los otros, del mal en cada una de las palabras que salgan de nuestros cerebros calificadores de agencias del mal. No es casual que Estándar & Poor´s y Aznar tengan discursos tan parecidos. Todo les parece mal, salvo, lo que ellos hacen.

¿Qué es la cultura Europea hoy día? Parece solo una estructura de resistencia a lo de fuera. Un fuerte inexpugnable, expugnado por todas partes. Hacemos agua por todas partes y nuestros políticos nos quieren seguir convenciendo de que lo importante es no pagar mucho, tener trabajo, del que sea, educación la que sea, sanidad de la sea, aun en copago, aunque te llamen nazi por ayudar al a muerte digna de la gente, y luego salgas de najas con pagar 30.000€ de esos que robas y no importa, porque va en el cargo y a la gente no le importa con qué lo vas a pagar. Total lo dijiste en uno de los programas que se mantienen de eso, de decir salvajadas y que la gente los ve, porque la tele, como la política es justo eso, o se ve o no se ve.

Lo que se va deteriorando y destrozando en la construcción social importa una mierda. El bien común el crecimiento colectivo no es, no existe.file473

Que bueno que vayamos aceptando nuestra condición de “ciudadanos”, un trabajo, un sueldo, un coche, una nevera con cosas, una televisión con más cosas que se ven, unos políticos que se escuchan a si mismos mejor que nadie y una sociedad que no importa, no importa, nada.

Para ser un buen ciudadano, me he leído los programas de los tres partidos principales, PP; PSOE e IU. El de los primeros es el programa de alguien que va “sobrao” . Ya saben lo de la mayoría absoluta y no tienen que explicar nada ni a nadie. Madrid es un reducto de la derecha y los madrileños  están felices de que sea así. Pero los dos partidos de la izquierda han hecho un esfuerzo con sus programas que merece la pena leer. Me da que a quien más les merece la pena leerlo es a sus candidatos, porque en los debates, en esos pobres simulacros de debate, nadie dijo nada de lo que ahora descubro en los programas. Hay buenas ideas. Hay trabajo de fondo y gente que ha pensado lo que allí se iba a escribir. Pero luego no hay cómo entender de qué manera lo van a hacer: Y mire usted… el papel lo aguanta todo. Todo menos la credibilidad.

Cuando salieron a debatir entre ellos pensé que los tres programas eran iguales. Y no lo son. De verdad merece la pena leerlos. Por lo menos hay quienes se han tomado el tiempo para escribir algo coherente y sensato y hay quienes ya dan por sentado que lo del  respeto es solo para cuando crees que vas a perder. Mientras la mayoría absoluta te acaricie  puedes escribir lo que te dé la real gana, que nadie lo va a leer, te van a votar a ciegas.

Yo voy a seguir cometiendo la estupidez  de votar al programa que más me convence. Otra cosa es  que el candidato que lo tiene que llevar a la práctica no tenga ni idea de lo que allí está escrito. Pero debe ser que esto es la democracia.file478.jpg

 

Compartir este post

Repost 0
Published by fvicario
Comenta este artículo

Comentarios

Alfons 05/11/2011 15:27


Fernando,
B. Sousa de Santos dice que el nuevo fascismo no necesita dictaduras clásicas, tanques o fuerza militar, se administra por medio de manosear la democracia y la libertad hasta límites
irreconocibles, donde la gente ya dude si está en el mismo país, planeta o constelación. Unos de estos fascismos es el desgaste del debate por medio de la mentira, la distorsión, la manipulación y
la falta de rigor el cambio de las reglas de juego en cada momento ( por ejemplo las críticas feroces al Constitucional; ¿Se acuerdan del estatuto?). Consiguen ( más en tiempos de crisis económica)
que la gente dude de la democracia, de los políticos y de todo bicho que desee participar con alegría en unas elecciones. Las votaciones ya no son una fiesta de la democracia, como cuando soñaba
con ella de joven en la dictadura, sino un suplicio, todo nos lo presentan como podrido, para abandonar y dejarlo a esto que mal hemos llamado los “políticos”, quieren defraudar para que
abandonemos y les dejemos a ellos( y a su gente) para que voten con tranquilidad y nos impongan su modelo.
No toda la derecha es así, ya que creo hay gente demócrata y respetuosa, pero están sometidos al dominio de una extrema derecha que ha perdido la memoria histórica de lo que costó la democracia y
quieren quedarse con el país. Sobramos los que pensamos diferente, los que hemos nacido con una lengua materna diferente, los que creemos en el respeto y la tolerancia, los que creemos en los
valores democráticos, etc….. lo mejor es asquearnos para que nos quedemos en casa o nos vayamos lejos. La izquierda no puede, o no sabe, contrarrestar esto, me pregunto ¿Por qué? . Quizás algún día
podremos ser un país normal. Y por supuesto mi querida Madrid también.
A ver que nos lleva esta situación, no puedo abandonarme de el desaliento

Alfons